July 24, 2017 CamboyaAdmin2015

Mercedes, Edu, Ramiro y Curro en Camboya

Hemos vuelto encantados de Camboya. Ha sido un viaje estupendo que recordaremos siempre, plagado de anécdotas y carente de contratiempos. Cada uno de los días que pasamos allí volvimos al hotel agotados y felices, lo que quiere decir que aprovechamos las jornadas y lo pasamos muy bien.

Camboya es precioso y fascinante, cada detalle y rincón sorprende a su manera. Desde la majestuosidad de los templos a la humildad de la más apartada aldea; todo resulta tremendamente exótico, impactante y auténtico.

Aunque teníamos una idea de lo que nos esperaba en Angkor, nada podría habernos preparado para el impacto que produjo tenerlos ante nosotros. Pero la verdadera sorpresa nos la dieron todos esos recónditos parajes que tuvimos la oportunidad de visitar sin apenas cruzarnos con otros turistas. Nos sentíamos casi como exploradores mientras descubríamos el templo de Nokor, recorríamos en bote el río Sangke o nos internábamos en la jungla que rodea Sambor Prey Kuk. Los paseos en moto, tuk-tuk, canoa o vagoneta (¡qué grande el tren del bambú!) dejaron nuestro espíritu asombrado y las tarjetas de memoria de nuestras cámaras atiborradas de recuerdos.

Los camboyanos también contribuyeron a que el viaje fuera mucho más ameno. Sus sonrisas curiosas y sinceras y los saludos que nos dirigían mientras nos cruzábamos con ellos dejaron huella en nosotros. Nos ayudaron a comprender un poco su forma de vida, su cultura, su religión y su historia ―tan distintas a la nuestras― y a dedicar no poco tiempo a la reflexión una vez retornamos a nuestro país.

Un gran acierto también la fecha porque aunque llovió alguna tarde ―lo que en realidad nos dejó otra experiencia, por qué no―, descubrimos un país verdísimo y deslumbrante, tanto que alguna foto parecía retocada.

La organización, impecable. Cada minuto de la jornada fue aprovechado al 100% gracias a que no tuvimos que esperar por nada; las motos, los tuk tuk, las canoas… siempre estaban justo donde y cuándo se los esperaba. Estamos seguros de que dada la cantidad y variedad de medios de transporte que utilizamos, esto lleva detrás una cuidada planificación. Gracias.

Por último, queríamos agradecer su compañía y esfuerzo a n astros guia , que, como dijiste el primer día, terminaron siendo no solo guías, sino también agradables compañeros de viaje. Un placer haberlos conocido; transmitidles el mensaje.

¡¡Hasta siempre!!

 

Mercedes, Edu, Ramiro y Curro

Mercedes, Edu, Ramiro y Curro en Camboya Mercedes, Edu, Ramiro y Curro en Camboya Mercedes, Edu, Ramiro y Curro en Camboya Mercedes, Edu, Ramiro y Curro en Camboya Mercedes, Edu, Ramiro y Curro en Camboya Mercedes, Edu, Ramiro y Curro en Camboya Mercedes, Edu, Ramiro y Curro en Camboya Mercedes, Edu, Ramiro y Curro en Camboya Mercedes, Edu, Ramiro y Curro en Camboya

, , , , , ,