Me llamo Nak:

la historia de mi vida es un poco triste ya que cuando sólo tenía 3 años, mi familia fue trasladada a la ciudad de Phnom Penh en plena época del Khmer Rojo. En total éramos 9 y dos años después habían fallecido todos, me quedé absolutamente sola. Tenía 5 años y un hombre me reconoció en la calle en Phnom Penh y me trajo hasta Battambang donde vivo desde entonces. Conocí a Salva hace muchos años visitando un templo de la zona.  Un día me dijo si me gustaría trabajar en Camboya Increible haciendo lo que sabía hacer, enseñar templos y acompañar clientes por el campo para enseñarles el estilo de vida en la zona. No lo dude ni un segundo, le dije que sí y unas semanas más tarde recibí mi uniforme. Desde entonces no sé a cuanta gente le habré enseñado los templos de la zona y me siento muy feliz de haber reorganizado mi vida gracias a Camboya Increíble.

Cada mes gracias a los viajeros de Camboya Increíble, recibo un dinero extra que me permite ir mejorando mi vida y cubrir necesidades que van surgiendo. Me siento muy segura sabiendo que tengo una nueva familia de grandes amigos que me ayudan en caso de tener algún problema. Ya no estoy sola.

Si quieres conocerme y vivir una experiencia única y exclusiva no dudes en dejarnos tus datos.