Rememorar el viaje a Camboya es traer de vuelta imágenes de espectacular belleza de amaneceres y atardeceres entre vegetación, recorridos por campos de arroz, aldeas flotantes  y el majestuoso paseo por los  templos de Angkor. Nuestro viaje fue grato en compañía de nuestro guía Poly y de todas las personas que cuidaron de nosotros día a día en los hoteles y los caminos. Y en general, por la calidez de sus habitantes.

Estamos muy contentos de habernos puesto en manos de Salvador y su agencia Camboya Increíble, pues desde su experiencia pudimos disfrutar de un país maravilloso no sólo desde la perspectiva de unos turistas privilegiados si no también acercarnos a la vida cotidiana de los camboyanos.

Liliana y César

César y Liliana en su viaje a Camboya