Y digo que algo se cuece porque no es normal encontrar personas de relevancia internacional por aquí. Puedes ver impresionantes coches conducidos por chicos jóvenes que no han tenido que trabajar mucho para comprarlos. Puedes ver auténticos palacios amueblados con muebles de plástico. Puedes ver incluso el helicóptero del primer ministro volando sobre la ciudad. Pero lo que no es habitual ver en Camboya es ver mandatarios internacionales.  Ayer mientras visitaba ese Christine Lagarde en Camboya

maldito lugar llamado Tuol Sleng (museo del genocidio) me encontré de cara con la señora Christine Lagarde, Directora del Fondo Monetario Internacional. La señora Lagarde llevaba a su alrededor un importante y nutrido grupo de guardaespaldas y una corte (supongo que la habitual) de pelotas, malandrines y gente de mal vivir (entendiendo por mal vivir, formas de vida con despilfarro desmesurado a costa de los impuestos de los ciudadanos del planeta). La verdad es que no tengo muy claro que es lo que hace la señora Lagarde en Camboya y mucho menos que hacía visitando Tuol Sleng (su visita duró algo así como 15 minutos). Camboya que es un país pobre donde los haya, en el que los chinos están arrasando con todos los recursos naturales, que pasa por tener uno de los gobiernos más corruptos del planeta se deja ver en los foros económicos mundiales y no sabemos muy bien con que fin u objetivo. Algo se está cociendo en Camboya y pronto nos enteraremos.

Christine Lagarde en Camboya

 

Christine Lagarde en Camboya