Ayer colgaba en el facebook de Camboya Increíble un enlace al diario “El Mundo” (ver enlace) en el que hablaba en un reportaje, firmado por VicenteRomero,  de la pobreza como atracción turística en Camboya. Pues bien, es cierto que hay agencias de viajes que incluyen en sus programas visitas a barrios marginales, es cierto que hay agencias que incluyen en sus programas visitas a orfanatos, es cierto que hay agencias que banalizan y comercializan con la desgracia de los demás… pero antes de seguir escribiendo, me gustaría decir que Camboya, se diga lo que se diga, es un país pobre. Es un país en el que el sueldo medio no supera los 140 dólares y no hace falta que las ONG´s denuncien los  salarios “abusivos” de los camboyanos que trabajan en fabricas de ropa. El camarero que trabaja en el bar donde el cooperante de turno  se toma cervezas a 2 dólares no cobra más de 80 dólares al mes, y de eso por desgracia no se habla. En Camboya se ha creado una falsa expectativa de futuro a la población de la ciudad, por sus calles circulan coches que ya quisieran las mejores ciudades europeas, el precio por metro cuadrado de la vivienda iguala al de las mejores ciudades españolas, el Iphone tiene que ser del último modelo, y la ropa tiene que ser de marca.  Todo esto mientras el 80% de la población, que vive en entorno rural, lo pasa mal para llegar a final de mes con un salario que difícilmente superará los 60 dólares. Es decir, lo mires por donde lo mires Camboya es un país pobre. Y si viajas por un país pobre,  a poco que te alejes de las rutas turísticas, verás pobreza, pobreza que en algunos casos puede ser extrema.  ¿Quiere decir esto que cuando viajas con Camboya Increíble visitas lugares como los que aparecían en el reportaje de El Mundo? Ni muchísimo menos. En sólo una ocasión hemos llevado a clientes a uno de los lugares que aparecen en el reportaje y fue por “expreso”deseo de éste. Pero de igual forma que no banalizamos con la pobreza, tampoco la ocultamos y ni mucho menos vamos a obviar la realidad. Desde sus comienzos Camboya Increíble se caracterizó por enseñar una Camboya “real y auténtica” y eso queramos o no, incluye imágenes de pobreza. Camboya tiene templos milenarios, ríos impresionantes, aldeas remotas y paisajes espectaculares… pero no podemos olvidar que la pobreza es parte inseparable de este paisaje y tampoco podemos olvidar que Camboya puede ser un país pobre en lo material, con un reparto desigual de la riqueza pero es un país rico en espíritu, en sonrisas,  en amabilidad y cortesía.

 

Un abrazo para todos desde este pobre pero impresionante lugar llamado Camboya, un abrazo para todos desde el país de las eternas sonrisas.