Son muchos los clientes y viajeros que nos consultan si merece la pena el madrugón para ver amanecer en Angkor Wat. Que han leído en
un blog que es algo que no te puedes perder, que es una experiencia única en la que los primeros rayos del solo irán iluminando las torres de este increíble templo camboyano que la mejor fotografía de Angkor es la del amanecer en Angkor Wat, que si no lo has visto no has estado en Camboya, y así un largo etcétera de opiniones en

muchos casos sin fundamento alguno.  Nosotros siempre decimos a nuestros viajeros que no merece la pena pero que siempre estamos a plena disposición de éstos y que queda en sus manos la decisión. Voy a intentar explicar aquí los motivos por los que desaconsejamos la visita:

1.- ¿Podrás hacer unas fotografías increíbles?

La verdad es que no. La proporción de días para hacer buenas fotos en este templo a esta hora es mínima. La gran mayoría de los días, amanece nublado y no nos dejará hacer buenas fotos.  Además la gran cantidad de personas que van a  ver el amanecer hace que sea difícil que tengamos fotos sin el “coreano” de turno.

 

2.- ¿Es  algo realmente mágico?

Pues no.  Cuando llegamos a Angkor Wat a primera hora de la mañana es de noche, y poco a poco se va iluminando el templo con los primeros rayos del sol, pero nada espectacular cráanme.

 

3.- ¿ Un momento exclusivo?

Pues no.  Son muchísimos los viajeros que acuden a ver el amanecer en el templos y eso conlleva, vendedores, guías con clientes perdidos y riadas de turistas orientales haciendo fotos. Sólo tenéis que ver la foto que os adjunto.

Desde nuestro punto de vista  esta visita no aporta nada especial a nuestra visita a los Templos de Angkor, lo único que aporta es un buen madrugón ya que hay que levantarse a las 4 de la madrugada.

En cualquier caso una imagen vale más que mil palabras y la imagen que os adjunto habla por si sola.

Amanecer en Ankor Wat