En los tiempos que corren, no es nada fácil hablar de sostenibilidad y mucho menos de desarrollo sostenible. Sostenibilidad es algo de lo que todo el mundo habla, de lo que todo el mundo sabe y de lo que todo el mundo hace su propia norma.

Como decía no es fácil hablar de este concepto y mucho menos hablar a alumnos de la universidad en Camboya cuyo único objetivo es hacerse ricos al precio que sea, copiando descaradamente el modelo de desarrollo importado de China. No importa el medio ambiente, no importa el eliminar recursos naturales, no importa que impoga ritmos de trabajo de semiesclavitud; lo verdaderamente importante es como me hago rico a ser posible en las próximas 72 horas, sin importar mucho que ocurrirá la semana que viene.

Esta semana hemos sido invitados por la Universidad de Phnom Penh a contar nuestras experiencias en el desarrollo de negocio sostenible. Ha sido fantástico como los alumnos se quedaban con la boca abierta cuando le contaba que es posible trabajar con personas con escasos recursos económicos, que el medio ambiente está muy por encima de nuestro lucro personal y que los negocios y las empresas se forjan poco a poco. El resultado fue sencillamente brutal y todos los alumnos y yo quedamos encantados con esta experiencia que esperamos poder repetir en breve.

Dar las gracias desde aquí a un buen amigo que siempre dice que el camino más corto entre dos puntos es el más bello.

Camboya Increíble en la Universidad de Phnom Penh