“Hacía algunos años que no viajábamos, y siempre acostumbramos a organizarnos nuestros viajes y la mayoría de veces a improvisarlos, así que la idea de hacer un viaje organizado no nos entusiasmaba demasiado, pero la recomendación de una amiga Isa y Dani, viajar a Camboyaviajera del que había sido uno de sus mejores viajes y la falta de

tiempo para organizar ni lo más mínimo, nos animó a acabar contactando con Camboya Increíble. Esther, Salva y el resto del equipo nos ha regalado un viaje espectacular y desde luego ha superado de lejos todas nuestras expectativas. Gracias C.I.! Los días cunden porque todo está perfectamente hilvanado, pero sin agobios y con la sensación de que el tiempo transcurre a otro ritmo. Lo hemos pasado en grande recorriendo varias provincias que rodean el lago Sap, maravillándonos con el paisaje, con la cultura y sobretodo con la gente. Aunque no era importante para nosotros, los hoteles que nos reservaron estaban francamente bien, y acabar el día con un baño en la piscina, algún que otro masaje y un Gin Fizz antes de salir a cenar es una gloria. Qué demonios, un ratito de vida de marqués por unos días no sienta nada mal! Frivolidades aparte, gracias a Salva y Esther por ser tan atentos, divertidos y dispuestos. Gracias a nuestra guía, eres un encanto! Siempre tan atenta, alegre, habladora (nos embriaga tu asento cubano miramiamol) y paciente con el preguntón de Dani. Gracias a Ra por transmitirnos tanta tranquilidad al volante en medio de la locura del tránsito camboyano y destilar buen rollo por todos los poros de tu piel. Gracias al guía e Prey Kuk por su amable compañía, a Somol por tus doctas disertaciones en Siem Reap, a nuestra “sherpa” en Bat Wanan (me salvaste la vida en el escalón 347!), y al resto de personas que hicieron que nuestra corta pero intensa estancia sea un magnifico recuerdo para siempre.”

Isa y Dani en Camboya

 

 

 

 

Isa y Dani en Camboya

Dani en Camboya