Ultimamente vemos desde Camboya Increíble como poco a poco los viajeros desatienden las más elementales normas de educación y  civismo local. Parece como si al cruzar la frontera de occidente se nos olvidara la educación y que estamos por encima del bien y del mal. Cada vez son mas las personas  que incumplen sistemáticamente las normas básicas de comportamiento. Hace unos días me llegó esta imagen, una chica que en un autobús colocaba sus pies descalzos a la altura de la cabeza de un monje. En Camboya las mujeres no pueden tocar a los monjes. Nunca se toca a nadie con los pies y mucho menos a un monje a la altura de su cabeza. Pues bien, esta chica se ha saltado de golpe 3 normas muy elementales de comportamiento. Para colmo últimamente se ha puesto de moda hacerse selfies y posar desnudos en fotos hechas en los templos de Angkor. No pude haber mayor falta de respeto a la cultura de este fantástico país. La verdad es que no tengo claro de donde salen estas modas pero os puedo asegurar que son absolutamente irrespetuosas. Por favor seamos conscientes de que viajamos a otro país, con otra cultura y con otros conceptos morales; lo que vale en Europa no tiene por que servir en esta parte del planeta.

No estaría de más echar un vistazo a las normas de comportamiento antes de darnos una vuelta por el país de las eternas sonrisas.