Tras muchos años en los que los visitantes de los templos de Angkor han campado a sus anchas, han pisoteado lo imposible y han tocado hasta las partes más íntimas de los bajorrelieves y figuras de los templos, por fin la autoridad encargada de la gestión del parque arqueológico ha decidido hacer un video en el que se pide una conducta apropiada al lugar que se visita. No debemos olvidar que cuando visitamos los templos de Angkor, en especial Angkor Wat, estamos visitando lugar sagrado para los camboyanos y evidentemente se merece el máximo respeto por nuestra parte. No hace mucho detuvieron a dos chicas que decidieron hacerse fotos desnudas en Angkor Wat, son innumerables las veces que he visto personas con vestimentas “absolutamente inapropiadas”, visitantes que sin ningún  reparo manosean figuras y bajo relieves y pienso que definitivamente hay que empezar a parar esto. Aun recuerdo cuando podías ir por los templos paseando por donde querías y sin problemas de gente, claro está que hablamos de un tiempo en el que unas 500.000 personas venían al año a Camboya, ahora se calcula que son más de 4 millones las que llegan al país cada año. Los templos son patrimonio de la humanidad y es obligación de cada uno de los visitantes cuidarlos y respetarlos. No destrocemos en unos años lo que la jungla conservó durante cientos.