Camboya siempre había sido un destino de nuestro interés y cuando por fin decidimos planear nuestro viaje tuvimos claro que queríamos que éste fuera diferente, un viaje en el cual pudiéramos descubrir éste precioso país y conocer toda su esencia. Tuvimos la suerte de conocer a Camboya Increíble y desde que hablamos por primera vez con Salva y Esther supimos que iba a ser una experiencia inolvidable.

Nada más llegar al aeropuerto de Phnom Penh nuestro guía y el conductor nos estaban esperando para llevarnos al hotel, donde Salva y Esther nos dieron una agradable bienvenida. la verdad es que nuestro guía es genial, habla un español perfecto y además de aprender muchísimo con él también nos reímos un montón y lo pasamos en grande.

Con respecto al viaje, decir que fueron 12 días en los cuales utilizamos distintos medios de transportes y pudimos visitar distintos lugares, tanto poblados, algunos de ellos flotantes, como pagodas, manglares, templos impresionantes y llenos de muchísima historia, y hasta pasamos unos días en la selva, rodeados de una naturaleza fascinante. La verdad es que pudimos descubrir y adentrarnos en la Camboya que nosotros queríamos conocer, visitando lugares a los cuales no hubiéramos llegado sino hubiera sido por Camboya Increíble. Por unos días nos sentimos parte del lugar, pues los camboyanos nos dejaron ser parte de su día a día, de sus costumbres e incluso de sus casas.

No podemos poner ninguna pega, quizás nos hubiera gustado disfrutar un poco más de la playa, ya que un día pasa volando, pero aun así todo fue estupendo.
Queremos daros la gracia, a vosotros, Salva y Esther, y a todo el equipo de Camboya Increíble, tanto por el trato recibido, como por la amabilidad y la disponibilidad, ha sido un viaje inolvidable y si algún día tenemos la oportunidad repetiremos seguro.
Un abrazo muy fuerte!

Natalia y Fran

Natalia y Fran estuvieron en Camboya Natalia y Fran estuvieron en Camboya Natalia y Fran estuvieron en Camboya