Hola Esther y Salva:
Queremos daros las gracias por haber hecho de nuestro viaje una experiencia inolvidable.
Nuestras expectativas se han visto plenamente satisfechas e incluso superadas.

Camboya es algo más que los espectaculares templos de Angkor. A nuestra mente vienen recuerdos de paisajes rurales con inmensos campos de arroz,
caminos polvorientos, ciudades bulliciosas llenas de motos (algunas hasta ambulancia) ,tuc-tuc , mercados, bodas, paseos en barca por ríos con niños bañándose en sus orillas, aldeas flotantes, manglares , jungla, …
Pero sobre todo recordamos la sonrisa de la gente, su amabilidad, su generosidad, su capacidad para resurgir y mirar hacia adelante.
La organización del viaje ha sido perfecta, con una atención excelente de todo el mundo: nuestro guía, el conductor de la furgoneta,
conductores de las motos, tuc-tuc ,barcas…que siempre nos estaban esperando , perfectamente coordinados y pendientes de nosotros.
Los hoteles elegidos nos han aparecido un acierto, eran un remanso de paz para descansar después de un ajetreado día.
Gracias a Camboya Increible hemos podido conocer de cerca la realidad de un país que nos ha enamorado, mezclarnos con su gente, llegar a sitios que
de otra manera nos hubiera sido muy difícil llegar .
Sólo hemos tenido que dejarnos llevar y disfrutar…….

Un abrazo muy fuerte de Eugenio y Carmen.

Carmen y Eugenio en CamboyaCarmen y Eugenio en CamboyaCarmen y Eugenio en CamboyaCarmen y Eugenio en CamboyaCarmen y Eugenio en CamboyaCarmen y Eugenio en Camboya

Carmen y Eugenio en Camboya