El viaje ha superado nuestras expectativas. La organización es perfecta, nos hemos sentido arropados durante todo el viaje, tanto por Phalla, encargada de la agencia en Camboya, como por cada uno de los guías que nos han acompañado. Sobre los guías queremos destacar tanto sus cualidades a nivel profesional como personal, conocerlos ha sido una de las mejores sorpresas del viaje.
Camboya es un país increíble, donde sus gentes, a pesar del reciente sufrimiento vivido, muestran su amabilidad en todo momento.
Hemos podido disfrutar de los puntos de mayor interés turístico, pero el encanto de Camboya no está sólo en esos lugares, sino también en conocer su formas de vida.
Nos han encantado los recorridos en moto por las aldeas rurales, en barco por la aldea flotante, en tuk tuk por sus ciudades, los paseos por los mercados, por el Palacio Real en Phnom Penh i por los templos de Angkor…todo fascinante.
Camboya es un país fotogénico, cualquier rincón tiene encanto para ser fotografiado, pero lo mejor de lo que hemos vivido no cabe en una foto, es una sensación de respeto y cariño mutuo que hizo que nos fuéramos de este país con el corazón en un puño.
Creo que la propuesta de Camboya Increíble es inmejorable.

Quiero insistir en el buen trato recibido, los guías fueron unos compañantes de lujo, que nos mimaron y nos complacieron hasta en el último detalle. Enhorabuena por contar con ellos!

Gracias por todo,

Núria Mariné y familia

Pdt. Los grillos muy sabrosos y el masaje espectacular.