monjes

Si decidimos viajar al país de las eternas sonrisas, nuestra primer planteamiento siempre va a ser “Quiero ver lo mejor de Camboya“. No quiero perderme ni un solo punto de interés del país, quiero verlo todo, quiero sentir Camboya. Está claro que es la principal premisa que la gran mayoría de los viajeros tienen cuando deciden hacer su maleta. Evidentemente , y como siempre decimos es cuestión de tiempo y en los viajes, tiempo significa dinero.

Antes de seguir comentando sobre cómo ver lo mejor de Camboya,  es muy importante tener claro qué no hay chollos en esto de los viajes. Lo repetiremos hasta la saciedad, siempre que veamos un viaje de precio muy económico, éste va a tener alguna deficiencia, casi siempre va a tener que ver con el contenido propio del viaje.

También es habitual ver viajes que no incluyen las entradas a los monumentos o sitios de interés, de esta forma se consigue proyectar un precio aparentemente más económico. Hotelería mas justa en cuanto a la calidad se refiere, largos desplazamientos, etc…

Un viajero puede decir, yo con este viaje me conformo. Pero claro está, el viaje y el conocimiento del país nunca va a ser el mismo. No existen coches de lujo a precios de utilitario. Lo mismo ocurre con los viajes. Evidentemente esto es simplemente una opinión personal, pero mucho me temo que no anda lejos de lo correcto.

Visto esto, hablemos sobre qué es lo mejor de Camboya, está claro que siempre según nuestro criterio personal. También y por qué no, hablar sobre lo que consideramos que te puedes perder sin ningún problema. Vamos a ello:

Los templos de Angkor, sin duda lo mejor de Camboya

Mundialmente conocidos, patrimonio de la humanidad, únicos, impresionantes y no sé cuantos calificativos más usaría para describir este enigmático lugar del planeta. Está claro que los templos de Angkor son el principal atractivo del país. Siempre que pensamos en Camboya se nos viene a la mente la imagen de Bayón y sus innumerables rostros. Transitar por los diferentes templos del parque arqueológico nos mostrará, sin lugar a dudas, los restos de una cultura milenaria y una historia única.

Este gran atractivo, hace que la gran mayoría de personas que visitan el país se dirijan a ellos con la consiguiente masificación. Es muy lícito y normal que todos queramos visitarlos pero de ahí a visitarlos en solitario, sin demasiada gente alrededor va un mundo. Los templos sí o sí van a tener un buen número de visitantes, especialmente los más famosos. Absolutamente nadie, tiene el truco para visitarlos sin que haya más gente en ellos. Si es cierto que en la época de lluvias, hay bastante menos visitantes.

Desde la ciudad de Siem Reap, centro neurálgico para visitar los templos, podemos visitar algunas de las aldeas flotantes del cercano lago Tonle Sap. Algunas de ellas están bastante sobre explotadas a nivel turístico.

Bayon, de lo mejor de Camboya

Phnom Penh, la capital de Camboya

La capital del país se muestra al viajero como un todo caótico en equilibrio entre lo tradicional antiguo y el crecimiento desmedido heredado de la cercana China. En Phnom Penh, además del Museo Nacional, el palacio real y el triste S21, encontramos un buen número de rincones únicos que poder visitar. Los mercados locales y alrededores son un lugar estupendo donde ver cómo discurre el día a día de los camboyanos.

No olvidemos que hoy en día, no hay frigoríficos en todas las casas de Camboya con lo que hay que acudir varias veces al día al mercado para hacer la compra. Cada uno de los mercados, además de vender comida y condimentos, está especializado en otra actividad, (venta de telas, joyas, peluquerías, etc…) Visitar los mercados de la capital, va a dar una dimensión absolutamente diferente a nuestra vista.

Kompong Cham, la puerta del norte.

No lejos de la capital de Camboya, encontramos la ciudad de Kompong Cham. Además de algunos templos y pagodas interesantes, esta ciudad es puerta al norte del país. Desde aquí parte una carrera hacia el norte que nos llevará hacía Kratie, Mondulkiri y Ratanakiri como puntos más importantes. Es importante saber que esta ciudad se encuentra a orillas Del Río Mekong, y desde aquí se controlaba el comercio fluvial del país. La ciudad cuenta con un pequeño barrio colonial interesante de visitar.

 

Kompong Cham, imprescindible visitarlo en Camboya

Kratie y los delfines de agua dulce

Mas al norte de Kompong Cham, encontramos la ciudad de Kratie. Esta ciudad, no tiene gran cosa que ver, algunas pagodas, su mercado y poco más. El principal atractivo estaría en visitar la zona de alistamiento de los delfines de agua dulce en Kampi. Desde esta ciudad, tomaremos un bote que nos llevará a una zona de pozas en río Mekong desde donde intentaremos avistar esta extraña especie.  MUY INTERESANTE SI SE HACE DE UNA FORMA RESPETABLE CON LOS ANIMALES Y CON EL MEDIO.

Justo enfrente de la ciudad, hay una isla fluvial muy interesante de visitar y dormir en ella. También son realmente interesantes algunas rutas que hacemos por zonas un poco alejadas de la ciudad que muestran la realidad de la vida en Camboya.

Familia de búfalos en Camboya

Mondulkiri y Ratanakiri, no son lo mejor de Camboya

El título de este apartado puede resultar un poco extraño de entender pero todo tiene explicación. El traslado a ambas ciudades se hace bastante largo y el contenido de la visita, no merece la visita desde nuestro punto de vista. Es por ello que no lo incluimos en nuestros recorridos de forma habitual. Sí visitamos esta zona si el viajero nos lo pide o indica expresamente. Siempre le indicaremos que realmente no merece la pena. Ambas zonas están bastante deforestadas y como indicábamos sin mucho contenido. En Mondulkiri podremos visitar alguna cascada y alguna vista de las montañas interesantes.

También es habitual visitar la zona para visitar organizaciones que trabajan con elefantes. No nos gusta incluir este tipo de visitas en nuestros recorridos ya que, de una forma u otra, se visitan animales en cautividad y eso está totalmente en contra de nuestra filosofía de viaje. También está totalmente en contra de lo que debe ser un viaje sostenible con el entorno y el medio.

En Ratanakiri, encontraremos una zona bastante deforestada en la que la tierra roja y su consiguiente polvo han ganado terreno a los árboles y a la vegetación. Hay algún recorrido interesante por algún río pero termino generales hay otras zonas del país mucho más interesantes que visitar.

Preah Vihear, el templo de la frontera.

Este templo está situado justo entre las fronteras de Tailandia y Camboya y de forma histórica se lo han disputado ambos países y aun hoy siguen peleando por ello. Par llegar al templo se recomienda hacer noche en la ciudad de Sra Aem y desde ahí visitar el templo. Templo que es muy interesante de visitar y recorrer. Además de camino desde Preah Vihear hasta la zona de Siem Reap se visitan algunas zonas realmente interesantes como son la pirámide de Ko Ker y el templo de Beng Mealea. Mas información de Preah Vihear

Aldea flotante en Camboya

Hasta aquí lo mejor de Camboya en algunas de las zonas del país. En nuestro siguiente post hablaremos de otras zonas interesantes de visitar y que seguro dará una nueva dimensión a nuestro viaje.

Contacto

IMPORTANTE, LEER ANTES DE ENVIAR EL FORMULARIO

Detrás de cada petición de viaje hay un buen número de personas implicadas y un buen rato de trabajo para hacer del viaje que te preparemos una experiencia única que te acompañe de por vida. Nuestros viajes son realmente especiales y necesitamos conversar contigo para saber cómo de especial quieres que sea. Te agradeceríamos, y no sabes de que manera, que únicamente rellenes este formulario si el viaje que buscas encaja con nuestro estilo, nuestra forma de enseñar el país y el precio de los mismos. Si todo  está en linea con el viaje que sueñas...

ADELANTE, ESTAREMOS ENCANTADO DE ORGANIZARTE UNA EXPERIENCIA ÚNICA