Hola,
pasan los días, casi un mes, y parece que fue ayer¡ La organización tan perfecta me impresionaba a cada paso. He traído conmigo paisajes, personajes, historia y naturaleza; sensaciones de humedad, calor, sabores y olores, que no podré olvidar.

No podría elegir lo mejor del viaje, los hoteles tranquilos, acogedores, en la jungla, en la rivera de los ríos…..llegar y descansar relajadamente de un día de excursiones por campos vivos con gente, vacas y Camboya emocionó a Nievesbúfalos, perros y gatos, gallos de peleas, patos, ah¡ y mantys religiosa, luciérnagas en el hotel de la jungla, y esos arrozales inundados¡¡¡, o en barcos por manglares silenciosos; los recorridos en motos, las aldeas, las ciudades mágicas, acuáticas, la música del agua que trae los monzones, el caos y color de Pnom Penh y el Palacio Real, que no dejo de recordar, los bellos templos de Angkor, Siem Riep cosmopolita, las pagodas y los monos; la historia de los jemeres, los camboyanos dignos y sufridos, los jemeres rojos¡
Ah¡ también las cervecitas fresquitas y las comidas sanas y llenas de sabores, los caramelos de azúcar de palma¡¡

En eso estoy, y también pienso en Laos, un viaje con vosotros me da la seguridad de algo trabajado, estudiado al milímetro, para disfrutar de otro país con respeto y conocimiento.

Nada más que daros a todos las gracias, a cada uno de vosotros, por vuestro trabajo, y mucha suerte y salud. También a todos los viajeros que han pasado por los mismos lugares. Creo que nos volveremos a ver.

Os dejo que no paro de emocionarme.

Camboya emocionó a Camboya Camboya emocionó a nieves Camboya emocionó a Nieves Camboya emocionó a Nieves