Corona Virus en Camboya
Hoy os adjunto un artículo realmente interesante de Nick Ray (autor de la guia Lonely Planet de Camboya) sobre el impacto real que una crisis mediática como la del Corona virus está ocasionando en la industria de los viajes y el turismo. Atención que detrás de está crisis médica hay una inminente crisis de dimensiones importantes dentro del incipiente sector de los viajes a Camboya. En estos momentos no hay problema o inconveniente alguno para viajar a Camboya.
No mencione la palabra C en la industria de viajes
Coronavirus, o el exótico llamado Covid-19, es la nueva palabra C, al menos en el mundo de los viajes y el turismo. Las exageraciones de los medios y las redes sociales se combinan para crear una crisis en la industria que tendrá repercusiones mucho después de que la histeria inmediata disminuya.
Los efectos son mucho más que estadísticas de turismo, son personas reales, vidas reales, trabajos reales y luchas reales. Cada viaje cancelado se suma a un clima de miedo e incertidumbre dentro de la industria de viajes y las compañías comienzan a apretar los bolsillos. Tiene un impacto en toda la cadena alimentaria ya que los operadores turísticos en el extranjero cancelan las vacaciones, los vuelos terrestres de las aerolíneas y los DMC locales cancelan los itinerarios. Esto a su vez significa cancelaciones de hoteles, cancelaciones de guías turísticos, cancelaciones de vehículos, cancelaciones de restaurantes, cancelaciones de excursiones, etc. Esto puede tener un impacto negativo en la moral en una industria frágil en un país menos desarrollado donde los márgenes entre el progreso y la pobreza son muy reducidos. También puede tener un impacto desastroso en los ingresos para aquellos millones de personas involucradas en ganarse la vida en esta industria.
Hagamos una pausa y reflexionemos por un momento sobre lo que ha sucedido hasta la fecha, según las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Hasta la fecha, alrededor de 80,000 personas han sido infectadas en todo el mundo, aunque las cifras siguen aumentando en algunos países, y alrededor de 2700 personas han muerto. Sin duda, esta es una dificultad terrible para los más afectados de inmediato, pero podría ser útil poner esto en la perspectiva de algunas otras estadísticas:
250,000 a 500,000 muertes por gripe ocurren anualmente de acuerdo con estadísticas anteriores de la OMS, algunos ponen los números más cerca de 290,000-650,000 anualmente
250,000 personas han sido hospitalizadas en los Estados Unidos con gripe solo este invierno (y no ha terminado) con alrededor de 14,000 muertes
1.350.000 muertes relacionadas con accidentes de tráfico ocurren en todo el mundo por año, según la OMS.
• Se diagnosticaron 228 millones de casos de malaria en 2018, de los cuales 405,000 resultaron mortales, según la OMS
464,000 asesinatos tuvieron lugar en todo el mundo en 2017
Esta información no se comparte para parecer fatalista o pesimista, sino para ayudar a redescubrir nuestro sentido de perspectiva en estos tiempos oscuros.
La gripe ocurre todos los años en todos los rincones del mundo y mata trágicamente a muchísima gente, pero seguimos con nuestra vida cotidiana y seguimos viajando por el mundo.
 Los accidentes de tráfico son un peligro claro y presente para nuestras vidas, pero aún necesitamos conducir de A a B como parte de nuestra vida diaria.
La malaria ha sido una constante en muchas partes del mundo durante muchos años para recordar, pero los locales se ven obligados a vivir con su amenaza (a pesar de la disponibilidad de tratamientos asequibles) y muchos visitantes continúan viajando a países donde existe la malaria.
Los asesinatos son una realidad horrible en casi todos los países del mundo, a menudo de naturaleza bastante aleatoria, y el número total está más allá de la comprensión. Sin embargo, una vez más, continuamos explorando y experimentando otras culturas y otros lugares.
Así que pongamos la palabra C en su contexto entre una miríada de otros problemas que enfrentan muchas personas en muchas partes del mundo a medida que avanzan en su vida cotidiana. No hagamos que la pequeña crisis médica de una nueva cepa de gripe se convierta en una crisis socioeconómica y política que empuje al mundo a una recesión global y devasta no solo a la industria del turismo, sino a todas las demás industrias en este planeta. El costo humano será demasiado grande para soportar y deshacer una generación de progreso en muchas partes del mundo en desarrollo.
Nick Ray (autor de la guía Lonely Planet de Camboya)